domingo, 9 de octubre de 2016

¿Y por qué soñar?

Durante toda nuestra vida, desde el mismo instante en el que percibimos un nuevo mundo abrirse ante nosotros, nos dedicamos a perseguir nuestros sueños. Son estos los que nos alimentan, quienes nos fortalecen y nos hacen creer en que todo es posible. 

Resultado de imagen de niño soñando 

Entonces, ¿también sueñan los maestros y las maestras? Por supuesto que sí. Ya hace mucho tiempo desde que un tal Paulo Freire, uno de los educadores más influyentes del siglo XX, compartiese sus sueños con el mundo. Logró abrirnos la mente con sus grandes frases, con su visión de una educación que ayudase a construir una sociedad desde la consciencia de los problemas sociales que se viven a diario y que afectan de manera directa e indirecta a las aulas. Y él no es más que un ejemplo de millones de educadores que sueñan. De hecho, no hace falta que busquemos en la lejanía de los grandes teóricos de la educación, pues son muchos los ejemplos de educadores que han soñado, que sueñan y que soñarán con una educación más justa, equitativa y enriquecedora. Son, por supuesto, todas aquellas personas anónimas que cumplen su sueño acompañando al alumnado en el complicado y emocionante tránsito por el mundo educativo. 

Resultado de imagen de EDUCACION MEJOR


En este blog espero poder compartir experiencias, sueños y temas de índole educativa contigo. Encontrar sueños comunes, ayudarnos mutuamente, y hacer del bello arte de la enseñanza una obra más enriquecedora.

Y para despedir esta primera entrada introductoria, una frase de Freire que hizo, hace y hará reflexionar a generaciones de educadores.

"La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo". Paulo Freire (Recife, 1921-Sao Paulo, 1997). Educador brasileño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario